Connect with us

Noticias

Kenji Fujimori ahora vende frutas ¿Que dicen sus caseras?

Eddy Jhoel

Publicado

el

Fuente: Peru 21

En la jerga peruana, decir ‘piña’ significa ‘desafortunado’. Como si se tratase de una alegoría, Kenji Fujimori, el congresista más votado en las elecciones generales de 2016, pasó de esquivar a la prensa en Pasos Perdidos del Congreso a mezclarse con estibadores en el Mercado de Frutas, en el distrito limeño de La Victoria.

La razón de esto es harto conocida. Hace menos de un año, el Pleno del Parlamento, o mejor dicho su ex bancada Fuerza Popular (FP), lo suspendió de sus funciones por todo lo que durara su proceso penal por la presunta compra de legisladores para evitar la vacancia del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.

En los últimos meses, el menor de los Fujimori se ha empeñado, quizá a modo de estrategia política, en mostrarse como una persona que trabaja desde muy temprano para ganarse la vida.

Al tenor de lo dicho líneas atrás, Perú21 llegó muy temprano, y sin previo aviso, al Mercado de Frutas para constatar si, efectivamente, Kenji trabajaba como se muestra en sus redes sociales.

Kenji Fujimori dice estar enfocado en su trabajo e incluso tiene sus ‘caseras’.

Y sí, el hermano de Keiko Fujimori llegó a las 6 y 30 de la mañana para cargar pesadas jabas de sandías, plátanos y piñas que compra en el mercado para su negocio.

Fue tal su sorpresa que al presentarnos lo primero que hizo, tras soltar parte de su carga, fue decirnos: “No quiero hablar de política, no estoy dando entrevistas”.

Kenji parece querer convencernos de que no está interesado en que 55 congresistas han pedido al presidente del Congreso, Daniel Salaverry, que le permitan retornar a su curul. Y de hecho, ese relato no cuadra, sobre todo tratándose del hijo del líder histórico del fujimorismo, el reo ex presidente Alberto Fujimori.

Leer
Pena de muerte: ¿en qué países se aplica esta medida?

¿Acaso no está interesado en hablar del sistema bicameral o del diálogo entre los poderes del Estado como antes? Ante la duda, Kenji nos responde: “Yo soy agrónomo (como su padre) y me gusta lo que estoy haciendo”.

Insistimos en conocer sobre el estado de su padre o la relación con su hermana mayor, pero oliendo lo que venía, nos respondió que mejor sería en otro momento.

¿Pero qué hace el menor de los Fujimori con tanta fruta? Su entorno, y sus ‘caseras’, nos explicaron que abastece a varios restaurantes, chifas, pollerías, cafeterías y hoteles.

Las caseras lo esperan con sus jabas de frutas que luego reparte a varias empresas. (Perú21)

Según cuentan, está fascinado con el ritmo del negocio y, además, “las empresas le han agarrado cariño porque él mismo hace las entregas en la mayoría de ocasiones”.

Y así, sin más palabras, Kenji llenó su furgoneta para seguir con sus despachos. Por el momento no hablará, nos repite, quizá más adelante y “en otro escenario”.

Espacio publicitario
Click para comentar

¿Quieres Comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿No eres un robot? *Captcha loading...

Advertisement

TENDENCIAS